Agencia Azahar Inmobiliaria

Las ventajas de la hipoteca puente y cómo conseguirla

Si estás pensando en cambiar de casa y tienes que vender tu casa actual para comprar la nueva, quizás te interese solicitar una hipoteca puente. Esta alternativa de financiación permite cambiar de casa de forma más fácil y flexible, puesto que es posible comprar el nuevo hogar sin haber vendido todavía el antiguo y da hasta cinco años de plazo para ello. Repasamos cómo funcionan y los requisitos a cumplir para conseguir una. 

¿Qué es una hipoteca puente?

Una hipoteca puente es un tipo de hipoteca diseñada, específicamente, para personas que se quieren cambiar de casa pero que tienen que vender su casa antigua (que todavía debe estar hipotecada) para poder comprar la nueva.

¿Para qué sirve una hipoteca puente?

Una hipoteca puente sirve para facilitar el proceso de cambio de casa cuando nuestra casa antigua no tiene hipoteca o le queda un capital pendiente muy pequeño. A grandes rasgos, permite comprar la nueva casa sin haber vendido todavía la antigua, ya que el banco establece un período de entre dos y cinco años para venderla después de haber firmado la hipoteca puente.

¿Cómo funciona una hipoteca puente?

El funcionamiento de una hipoteca puente es sencillo. Básicamente, se parte de la situación inicial en la que ya se tiene contratada una hipoteca (sobre la casa antigua). A continuación, el banco concede un nuevo préstamo de dinero (que nos permite comprar la casa nueva). Para ello, el cliente se compromete a vender la vivienda (generalmente, en un plazo máximo que va desde los 2 a los 5 años según la entidad) y, cuando se ha realizado la venta, devuelve el préstamo correspondiente a la vivienda antigua y continúa con el pago correspondiente al préstamo de la nueva vivienda.

¿Cómo conseguir una hipoteca puente?

Si estás pensando en pedir una hipoteca y las hipotecas puente encajan en el tipo de préstamo que necesitas, debes saber que se trata de un tipo de financiación con algunas características propias. Por ello, deberás tener en cuenta los siguientes aspectos si estás pensando en pedir una hipoteca puente:

El capital máximo prestado suele ser del 80% del precio de tasación

Lo primero que hay que tener en cuenta respecto a las hipotecas puente es que el límite de dinero que los bancos suelen prestar se sitúa en el 80% del valor de la tasación. Sin embargo, se trata de la tasación de ambos inmuebles. Por ello, si hemos amortizado ya gran parte de la hipoteca de la primera vivienda, es posible que obtengamos una suma de dinero que nos permita costear la compra de la nueva vivienda en su totalidad (similar a si se tratase de una hipoteca al 100%).

Diferencias en el pago de las cuotas cuando se vende la vivienda

Según la entidad bancaria que conceda el préstamo, estas condiciones pueden variar. Sin embargo, en la mayoría de los casos, lo más habitual es que durante el tiempo en el que se venda la primera vivienda exista un período de carencia del capital de la hipoteca. Es decir, que solo se pague la parte proporcional a los intereses. Una vez que se haya vendido la primera casa, se procederá al pago habitual de las cuotas (que incluye tanto la amortización del capital prestado como los intereses correspondientes). Esto permite que, durante el tiempo de venta de la vivienda, se afronten cuotas de la hipoteca más pequeñas. No obstante, también implica que la deuda no se reduzca durante ese período, ya que, lo que se está pagando, son solo intereses.

Sin comisiones al amortizar por la venta de la primera vivienda

Una vez que se vende la primera vivienda, lo habitual es utilizar este dinero para amortizar parte de la hipoteca. En concreto, la parte correspondiente a la hipoteca de la primera vivienda que acabamos de vender. Cuando se amortiza deuda por adelantado, lo más común es que los bancos cobren una comisión por esta operación y por los intereses que dejan de recibir como consecuencia de la amortización adelantada. Sin embargo, en el caso de las hipotecas puente, cuando esta amortización se realiza como consecuencia de la venta de la primera vivienda, lo más común es que no se cobre dicha comisión. No obstante es importante revisar las condiciones al respecto que figuran en el contrato que firmamos.

Los bancos suelen exigir bastante solvencia para concederlas

Debido a que las hipotecas puente implican un nivel de endeudamiento elevado, los bancos van a revisar cuidadosamente los ingresos y el nivel de solvencia de los clientes que las soliciten. Por ello, si no se cuenta con un nivel de solvencia económica considerable, es posible que la entidad bancaria sea reticente a la hora de conceder una hipoteca puente.

Guía del vendedor

No es lo mismo vender que vender bien. Descubre todo lo que tienes que tener en cuenta en nuestra guía gratuita.