Qué gastos de alquiler paga el arrendatario y el arrendador?

Gastos de Alquiler: Guía para Arrendatarios y Propietarios

Los gastos de alquiler para arrendatarios y arrendadores pueden ser un laberinto de términos y condiciones, especialmente cuando se trata de entender quién paga qué. En Azahar Inmobiliaria desglosamos los gastos más comunes:

Gastos de Alquiler Arrendatario: Lo que los Inquilinos deben saber

1. Pago de la Renta: Este es el costo más obvio. La renta se paga mensualmente y puede ser actualizada anualmente conforme al IPC.

2. Impuesto de Transmisiones Patrimoniales: Este es un impuesto que se paga al alquilar una vivienda.

3. Fianza: Se suele pedir el equivalente a un mes de renta en concepto de fianza.

4. Gastos de Suministros: Los gastos por servicios de la finca arrendada que se individualicen mediante aparatos contadores (luz, agua, gas, etc.) son responsabilidad del inquilino.

5. Reparaciones Menores: Las pequeñas reparaciones que exija el desgaste por el uso ordinario de la vivienda corren a cargo del inquilino. El inquilino también es responsable de cubrir los gastos de los elementos de la vivienda que hayan sido rotos o dañados por él. Sin embargo, es importante destacar que cualquier obra de mejora que modifique la configuración de la vivienda debe contar con el consentimiento del propietario.

6. Seguro de la vivienda:  El inquilino deberá tener un seguro que cubra el contenido. Pudiendo contratar adicionalmente la defensa jurídica.

 

Gastos del Alquiler Arrendador: Lo que los Propietarios Deben Saber

1. Declaración de Renta: Los propietarios deben declarar el alquiler en el IRPF de cada ejercicio.

2. Reparaciones Mayores: El propietario debe realizar las reparaciones que sean necesarias para conservar la vivienda en condiciones de habitabilidad.

3. Gastos de Gestión Inmobiliaria: Debe asumir los gastos de gestión inmobiliaria y de formalización del contrato.

4.IBI: Impuesto sobre Bienes Inmuebles: El Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) es otro de los gastos que recaen sobre el propietario de la vivienda. Este impuesto debe ser pagado por todos los propietarios titulares de una vivienda, ya sea que la vivienda esté en alquiler o no.

5.La cuota de la comunidad de vecinos:   

Esto implica que el propietario debe asumir los pagos correspondientes a los gastos de la comunidad del edificio, como el mantenimiento de las zonas comunes, los servicios de limpieza y el pago de las facturas de luz de las áreas comunitarias.

6. Seguro de la vivienda y protección de pagos.

En caso de que la vivienda esté asegurada, el propietario debería hacerse cargo del pago de la póliza que cubre el continente del piso. Así como la cobertura por impago de mensualidades y defensa jurídica.

7.Averías y reparaciones

Según la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), el propietario de la vivienda arrendada está obligado a realizar las reparaciones necesarias para mantener la vivienda en buenas condiciones habitables. Esto implica que el casero debe encargarse de las averías, siempre y cuando no se demuestre que los desperfectos fueron causados ​​por el inquilino. Por otro lado, el inquilino tiene el derecho de exigir al propietario la realización de las reparaciones necesarias para conservar la vivienda en condiciones habitables, sin que esto suponga un aumento en el alquiler.

 

Gastos de alquiler que pueden generar confusión

En algunas ocasiones, existen conceptos que pueden generar confusión en cuanto a quién debe hacerse cargo de los gastos. A continuación, mencionaremos algunos ejemplos:

  • Conservación o mantenimiento: En casos en los que no se puede diferenciar claramente entre conservación y mantenimiento, pueden surgir dudas sobre quién debe asumir los gastos. Por ejemplo, si la caldera se estropea debido a su vida útil, correspondería al propietario hacerse cargo de la reparación. Sin embargo, si la reparación implica la sustitución de alguna pieza por el uso cotidiano, será responsabilidad del inquilino.
  • Gastos de gestión inmobiliaria: Con el nuevo Real Decreto del alquiler, se establece  el arrendador  deberá asumir los gastos de gestión inmobiliaria y formalización del contrato, como la comisión de la inmobiliaria.
  • Seguro: En caso de que la vivienda esté asegurada, el propietario debería hacerse cargo del pago de la póliza que cubre el continente del piso, mientras que el inquilino deberá tener un seguro que cubra el contenido.

Es importante tener en cuenta que cada situación puede variar dependiendo de lo establecido en el contrato de alquiler y de las leyes vigentes en cada país. Por ello, es fundamental leer detenidamente el contrato y, en caso de duda buscar ayuda legal.

En resumen, que en los gastos de alquiler tanto el inquilino como el casero tienen responsabilidades en cuanto a los gastos derivados de una vivienda. Sin embargo, es importante tener en cuenta que pueden existir situaciones particulares que generen confusión, por lo que es recomendable contar con un contrato de alquiler claro y leerlo detenidamente antes de firmar. En Azahar Inmobiliaria te atendemos con la máxima información profesional.

 

Guía del vendedor

No es lo mismo vender que vender bien. Descubre todo lo que tienes que tener en cuenta en nuestra guía gratuita.